• March 28, 2023

Ser y parecer: El caso de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) y del Consejo de la Judicatura (CJ)

Heytel Moreno Teránheytel@estrategiamt.com

@heytel77

25 de mayo, 2022 – 00h01

Sobre este tema podría haber una serie de artículos. Un día el actual Consejo de la Judicatura impuso jueces nacionales, y reconozco que entre ellos hay buenos catedráticos y mejores juristas, a quienes respeto.

Temas administrativos, ajenos a su control, dejaron en duda la forma en que se manejó el proceso de selección. Esto motivó a que a finales del año pasado el equipo de la –entonces– Dirección General del Consejo de la Judicatura solicite al contralor general del Estado examen especial por lo actuado por esta institución, que incluía el “reglado” proceso de selección de jueces nacionales, observaciones que habían sido oportunamente realizadas por áreas técnicas y que no fueron consideradas.

A nuestra llegada en agosto de 2021 se pretendió completar la designación de los jueces faltantes. Manifestamos que no podíamos apoyar el reglamento del nuevo concurso. Nos opusimos porque era una copia del reglamento con que se eligió, por ejemplo, al presidente Saquicela y a algunos de los actuales jueces nacionales.

Con la única intención de buscar mejoras en el proceso, solicitamos unos días para realizar un diagnóstico a lo actuado, que tenía la finalidad de no volver a cometer los errores pasados, que a todas luces habían desprestigiado el concurso anterior y que fue duramente criticado por la sociedad civil, deslegitimando a muchos. Inicialmente no propusimos una auditoría, sino trabajar en sinergia y revisar internamente para mejorar. El pleno escuchó nuestra postura. Su respuesta: Aprobar el mismo reglamento.

Un día, el elegido presidente de la CNJ, quien en aquella época vivía acumulando millas dando elocuentes discursos con toga, mazo en mano y casi todo el pleno de jueces y conjueces, carro para cada uno de ellos con chofer que los enviaban con sus asistentes en avanzada antes de su llegada, con los gastos logísticos que ello implica, hospedaje, viático y operativo no diferente al que incurre un candidato en campaña política, pero más costoso según mis cálculos, emite una comunicación de fecha jueves 23 de septiembre de 2021, cuyo titular efectivamente resalta el mayor desiderátum del abogado ecuatoriano: “agilizar el despacho de causas”.

Deja un comentario

Related post

A %d blogueros les gusta esto: